martes, 21 de julio de 2009

En la arena escribí tu nombre...

-Lo sabe...
-¿Sabe que 'no' le quieres?

Fin. Caput. Bye. Adeu. Arrivederci. Adiós. Au revoire.
Ahora, a pasar página y a volver a los tacones.

Aúúúúú...
Da señales de nuevo, aunque ya sé que te has ido.
En la próxima entrada, haré la nominación del premio :)

13 comentarios:

  1. Oooooo, yo también vuelvo a los tacones :D:D
    Y espero no dejarlos más ¬¬
    No more.

    Un besoooo

    ResponderEliminar
  2. Dices adiós y le oyes aullar de lejos.
    Pero a la vez quieres que de señales.
    Das por sentado que ha desaparecido
    y no sabes que aquel lobo viejo y cansado
    no respira por otra cosa que no seas tú.

    Las mujeres sois verdaderamente curiosas.

    ResponderEliminar
  3. Me uno a lo que dice Javier de que las mujeres sois verdaderamente curiosas :). Pero bueno espero que vaya bien la vuelta a los tacones.

    ResponderEliminar
  4. Auuuuuw~~
    Grrrrr~~ Al final me comí antes al lobo que a Caperucita... ^w^
    Kisuuuus~~

    ResponderEliminar
  5. Toda historia tiene un final...pero no sé por qué me da que éste a ún no ha llegado.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Adios o Hasta luego?

    Hay veces que si no lo decimos con fuerza esos adios se convierten en Hasta luegos.

    Mer paseando por Tokio.

    ResponderEliminar
  7. La foto de tu cabecera me mata... es genial.

    ResponderEliminar
  8. Creo que mi blog te interesa ;)

    ResponderEliminar
  9. En mi blog: http://miicuadernoazul.blogspot.com/

    Te he dejado un premio, pasate estas en el puesto numero: 13!

    NUNCA DEJES DE ESCRIBIR :)

    ResponderEliminar
  10. Tía... amo profundamente tu blog ;O; ¿Por qué te queda tan sumamente bien?
    Te quiero cielito.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Toc, toc... ¿Hay alguien en casa?